miércoles, 25 de junio de 2014

El Folklore Oculto

Imagen Extraida de
http://wiii.me/wallpapersafull/index.php?link=3313
Se comenta que Ana María fue seducida por el Trauco, se cuenta que la noche de San Juan, Ana, caminaba al costado del camino de Metrenco, cuando desde los matorrales se observaron unos enormes ojos brillantes y en ese preciso momento, ella fue víctima del embrujo del Trauco, siendo atraída al acto prohibido con una criatura aberrante a los ojos de “El que Está 
Arriba”.

La niña jamás menciona nada respecto a las historias sobre ella, algunos piensan que Ana está feliz y por eso está maldita o loca, ¿cómo podría estar alguien feliz por haber sido victima del Trauco?

Luego de los meses, se supo que Ana María estaba embarazada, las personas del sector, que no eran muchas, comentaban respecto al horror que se gestaba dentro de su vientre, todos sabían que era producto de un acto macabro con una criatura retorcida que hacia aquello con cada joven virgen para probarle a “El que Está Arriba”, que, no importa la pureza, por que la lujuria de la carne es superior.

Durante algún tiempo, muchos temieron que la joven niña fuese una bruja, que quizás el Trauco fue parte de un aquelarre con algunas amigas de la brujería

La Familia de Ana Jamás habla del tema, tan solo se limitaron a sacar a la niña de la escuela y dejar que ocurriera el curso natural de las cosas. Se explico en la escuela que la niña no podía seguir asistiendo por lo indispuesta que la tenía su condición, que quizás el próximo año terminaría su octavo básico, que aún a sus 13 años estaba a tiempo y no se retrasaría mucho.

Cuando ya eran ocho meses, el estomago era tan evidente, como los comentarios respecto a la condición de bruja que se hacían de Ana. Por esto mismo, la joven ya no tenía amigas y nadie quería saludarla.

El pueblo a cada instante, culpaba más y más a la niña de su condición, ya no mencionaban que esta había sido seducida, ya todos comentaba que ella deseaba ser del Trauco. Una Bruja amante del Trauco.

Pasado los nueve meses, Ana desapareció de la faz de la tierra, ningún vecino sabía nada de ella y la familia solo mencionaba que esta se encontraba en cama reposando de una enfermedad que tuvo. Cuando Ana apareció por el pueblo, ya no tenía estomago pronunciado y su semblante estaba demacrado, parecía que le hubiesen quitado la vida.

La comunidad comenzó a comentar y especular cuestiones, “que la niña tuvo una perdida”, “que tuvo solo gusanos”, “que lo que tenía en el estomago era un demonio”, “que el bebé nació podrido”, etc.

Pasado dos meses, los vecinos se enteraron de que el padre de Ana y su madre, fueron detenidos por la policía, algo sobre delitos sexuales era lo que se comentaban alguno, pero nadie estaba muy seguro, solo se enteraron con seguridad de que la niña ahora vivía con la abuela en el pueblo vecino. Nunca nadie averiguó nada, solo se quedaron con la impresión de que el demonio actúa de formas siniestras. Ahora la gente rezaba a “El que Está Arriba” plegarias por sus almas, ahora temían de la nueva forma del Trauco, una forma mucho más maldita, en donde el ser, poseía a los padres para que cometieran actos aberrantes contra sus hijos y así no ensuciarse las manos.

Todos Rezaban por que el Trauco no fuera más fuerte que la fe que tenían las personas, Todos Rezaban por que la niña se haya ido con las maldición y que nunca más volviese, que se llevara sus aquelarres a otros lugares

Ya no hay camino seguro, ni muro que lo detenga, solo el poder de “El que Está Arriba” puede detenerlo, por que el Trauco está entre las personas, disfrazado muchas veces de las mismas familias.


La gente Reza, por que nunca más, algo así volviese a ocurrir.

________________________________________________________________


Se comenta que Rosa Ester fue seducida por el Trauco, se cuenta que la noche de San Juan, Rosa, caminaba al costado del camino de Arauco, cuando desde los matorrales…


2 comentarios: